lunes, 2 de junio de 2014

Práctica 8: ¡Regresamos al futuro!

- Doc: ¡McFly¡, ¡McFly!, ¡Despiertaa! 

Un motor se oye en el exterior, rugiendo fuertemente. Me asomo a la ventana corriendo. El DeLorean, con muchos aparatos y cableados raros en la parte trasera del coche, continuando hacia la defensa delantera con tubos y mallas metálicas que son sostenidos por “cajas” de metal azules en cada extremo, rodeando la parte trasera y frontal. Se abre la puerta de “Ala de Gaviota” hacia arriba. Doc sale del DeLorean. 

- Marty: ¡Doc!. 
- Doc: ¡Marty! ¡Bienvenido a mi experimento, es el importante, el que he esperado toda mi vida! ¡El que nos ayudará a viajar al futuro! 
- Marty: Pero, ¿Por qué? ¿Qué pasa? ¿Qué le has hecho al coche? 

En ese momento, me dirijo a bajar corriendo las escaleras que me llevan hasta la primera planta de mi casa para descubrir qué está sucediendo. Abro la puerta y ante mi está el DeLorean, el coche que en tantas aventuras nos ha acompañado. 

- Doc: ¡La versión mejorada Marty! ¡88 Millas por hora! Anda sube, ¡nos vamos! 
- Marty: ¿A-Al futuro, ahí es a dónde va? 
- Doc: Exacto, 45 años hacia el futuro. Siempre he soñado con ver el mundo del futuro, y el progreso de la humanidad. 

Doc cierra la puerta del coche, lo enciende, primera velocidad, segunda velocidad y acciona los Circuitos del Tiempo que siguen en la última fecha ingresada: Noviembre 5, 2030. Se forma el resplandor enfrente del auto y luego lo envuelve, pero se abre rápidamente un nuevo entorno. El DeLorean viajó por el tiempo. 

- Marty: ¡Dooooooc, cuidado! 



El coche choca contra la valla del aparcamiento del instituto. El humo envuelve el coche. Salimos corriendo hacia la puerta trasera del edificio. Se oye por el pasillo como uno de los alumnos es llamado por el director a través de las pantallas por videoconferencia. 

- Sr. Strickland: ¡McFlyyyyy junioooor, acuda a dirección inmediatamente, su madre Jennifer Parker está reunida con su tutor! 

Mi mirada se cruza con Doc. 

- Marty: Espera, ¡es mi hijo! 
- Doc: Ya sabes las normas McFly, no podemos hablar con nadie. 
- Marty: Pe- pero. 
- Doc: Nada de peros, sigamos, no debe vernos nadie que pueda reconocernos. 

Seguimos caminando por los pasillos. Encontramos mi clase, donde hace apenas 20 horas estaba dando matemáticas. Está muy cambiada, llena de cámaras que graban todo lo que hacen los alumnos. Ninguno tiene libros, todos tienen una especie de ordenadores muy pequeños que manejan con sus dedos mientras escuchan las órdenes del profesor que se proyecta en la pared. Parece que esta es la única clase ocupada. 

- Marty: Doc, ¿qué está pasando? ¡No hay nadie en el resto de clases! ¿Dónde están todos? 
- Doc: No lo sé Marty, todo esto es muy raro. 



Un chico sale de la clase. Pierdo de vista a Doc que se mete en el aula de química. Decido preguntarle. 

- Marty: Eh, hola. ¿Sabes dónde está todo el mundo? 
- Sam junior: ¿Todo el mundo quién? Todos estamos en esta clase. 
- Marty: Pero, ¿Qué ha pasado? ¿Por qué solo ocupáis esta? 
- Sam junior: ¿Qué? ¿Para qué queremos ocupar más? Cabemos todos en esta aula multitarea ¿Te ocurre algo? 
- Marty: No, claro que no. Simplemente soy nuevo. 
Sam junior: No sé qué clases has visto, pero aquí desde hace muchos años las clases se imparten a distancia, solo tienes que conectarte con el ordenador cuando comienza la sesión desde casa. Solo asistimos los repetidores o los que necesitan refuerzo, y el resto solo durante el periodo de exámenes para que utilicemos los ordenadores que ellos nos dan, así nos tienen controlados para que no copiem… 

Doc aparece corriendo por el pasillo dirigiéndose hacia nosotros. 

- Doc: ¡McFly corre hacia el DeLorean!¡Nos vamos! 
- Marty: ¡¿Qué ocurre Doc?! ¡Si acabamos de llegar! ¡Yo me quedo! 
- Doc: ¡Marty!... ¡Tienes que volver conmigo! 
- Marty: ¿Pe- pero qué has visto Doc? 

Mientras tanto Doc prepara el condensador de fluzo. Subo al coche asombrado por la reacción de Doc, mientras que él prepara el coche.

- Doc: He visto algo que no me gusta. ¡Debemos volver al pasado de nuevo! ¡Te cuento por el camino! 

El DeLorean se eleva verticalmente y sus llantas salen completamente de las salpicaderas, y luego giran 90 grados, con la parte frontal de los rines hacia abajo, brillando con un color amarillo y sirviendo como turbinas. Las llantas son sostenidas por los rines con mecanismos extraños que vienen desde el interior de las salpicaderas. El DeLorean alcanza las 88 millas por hora, despidiendo los rayos y luces azules de los dispersores de fluzo, desaparecemos ante un resplandor que aparece en nuestro camino. 



¡Regresamos al pasado!

jueves, 29 de mayo de 2014

Práctica 10. Abstract


EL ESTUDIO DE LA COMPETENCIA LECTO-ESCRITORA DE LA MANO DEL BOOM LATINOAMERICANO

El trabajo fin de máster “Estudio de la competencia lecto-escritora de la mano del Boom latinoamericano” plantea una propuesta didáctica de innovación para reforzar la comprensión lectora y expresión escrita de los alumnos de 4º ESO. El grupo al que la propuesta va dirigida muestra ciertas dificultades para comprender y escribir textos. De modo que esta propuesta, basada en la simulación de cinco periódicos, donde los alumnos investigarán y escribirán un artículo sobre el Boom latinoamericano, les ofrece una posibilidad para mejorar sus habilidades en comprensión lectora y expresión escrita. Al mismo tiempo que conocen, aprenden y leen algunos fragmentos de cinco obras representativas del Boom latinoamericano: Cien años de soledad de Gabriel García Márquez, La ciudad y los perros de Mario Vargas Llosa, La región transparente de Carlos Fuentes, Rayuela de Julio Cortázar y El obsceno pájaro de la noche de José Donoso.

A diferencia de la concepción tradicional de la enseñanza, en esta propuesta educativa el alumno será quien porte la iniciativa y, empleando fragmentos de obras literarias –escritas por los autores del Boom latinoamericano—, extraerán la información pertinente para adentrarse en la narrativa latinoamericana. Las actividades persiguen que el estudiante aprenda a leer y a escribir, pero no desde la teoría impartida por el profesor, sino desde la propia investigación y la práctica. El profesor facilitará los recursos necesarios y actuará como guía en el proceso de aprendizaje

La comprensión lectora es vital para el aprendizaje académico del alumno en cualquier asignatura y para su desarrollo personal y social. Por ello, esta propuesta innovadora, además de reforzar la competencia lecto-escritora del alumno, pretende involucrar al alumno en el acto de lectura y escritura, hacerle partícipe y conseguir que sienta que la lectura y la escritura le afecta no sólo como estudiante, sino también como amigo, hermano, hijo, novio, etc.

 

 

martes, 27 de mayo de 2014

Book-tráiler "Luces de bohemia"

video

Debido a problemas de copyright con la música, no se puede subir el video desde Youtube, por lo que el vídeo se sube por Blogger. A continuación del vídeo se presenta el trabajo escrito del mismo. 

Nuestra webquest


             
                                     UNA GALAXIA DE OPINIONES


          Si queréis aprender más sobre sobre los artículos de opinión, no dudéis en visitar nuestra webquest Una galaxia de opiniones.

          ¡Esperamos que os sea útil!

sábado, 24 de mayo de 2014

Práctica 8: Reflexiones educativas



Apoyado en una mugrienta pared, me refugiaba a duras penas del bravo Vendaval y de su compañera Lluvia, que, para mayor desgracia mía, habían vuelto a salir juntos tras pasar una temporada separados. Eran las nueve y media de la noche. Además, hacía frío en aquel maldito mes de marzo. Pasaban seis horas ya desde que el último trozo de comida visitara mi estómago. Pero lo peor de esta inacabable y asquerosamente repetitiva jornada en la universidad era que todavía tenía por delante quince minutos hasta que ese destartalado instrumento de tortura se dignase a asomar por su parada y me llevase brincando de vuelta a casa. «Elegí un mal día para dejar de fumar», pensaba para mis adentros.
En esas me encontraba, hastiado, sin tener otra cosa que hacer, cuando comencé a imaginar cómo sería la educación en el 2030. Y no es que pensase en esa fecha porque sí. Se trataba de un ejercicio que debía hacer para una asignatura del máster que cursaba. ¿Y qué podía salir de mi cabeza en aquel estado de “acaloramiento” progresivo? Nada amable.
Y así fue. Primero, me autoexcité pensando que en el 2030 todavía habría algún máster que se impartiría de forma presencial y haría necesario perder al estudiante de turno tres magníficas horas de vida en idas y venidas, de casa a la universidad y de la universidad a casa (sin contar, además, con el hecho de que algunos autobuses seguirán encontrándose en un lamentable estado de conservación).
Seguí flagelando a mis nervios cuando pensé en las becas de educación. ¡Qué tema éste! Me provocaba sin remedio. Imaginé que en el 2030 tampoco sería agraciado con el Gordo de la beca: pertenecería a esa clase media trabajadora que ni tiene el suficiente dinero como para vivir holgadamente y pagarse cuantos estudios sean necesarios, ni tiene (o dice tener) tan poco como para que le suelten un auténtico dineral a fondo perdido con el que pagar la matrícula, comprar ropa, contratar viajes, salir de fiesta, etc. Papá Estado me penalizaba por trabajar.
Acabé de fustigarme cuando pensé en que para ese año de 2030, ya se habría cambiado dos o tres veces de gobierno en España, lo que implicaría, irremediablemente, otros tantos cambios en el pobre sistema educativo de nuestro país. Mi licenciatura quizás ya ni valiese y tendría que hacer uno de los llamados “cursillos de reciclaje”, que no era más que un eufemismo para nombrar algo tan castizo como sacaperras (y sin beca, claro).
Con los cursillos sacaperras todavía pululando por mi mente, la atracción de feria llegó. Subí, escogí un asiento decente donde sentarme y me coloqué los auriculares para escuchar la radio durante el trayecto. Al menos, ya no había viento ni había lluvia. Pero, antes de encender la radio, pensé, de nuevo, en la educación del futuro. Consecuentemente, me volví a irritar. Y solo pude concluir una cosa: «Elegí un mal día para dejar de fumar».

sábado, 17 de mayo de 2014

Práctica 9. Poesía eres tú



                            ¿TE ATREVES A RECITAR?

video
 
 
En esta actividad recito el poema "Días y noches te he buscado" de Vicente Huidobro. Este tipo de ejercicios nos podría servir para despertar "de otra manera" la curiosidad poética de los alumnos de Lengua castellana y Literatura. 

          ¡Os animo a intentarlo!

 

lunes, 12 de mayo de 2014

Práctica 8: ¿Cómo será la educación en 2030?


La educación en cadenas

“Tal vez me esperen sentados, tal vez hoy sí hayan publicado sus deberes en el blog”, pensó antes de tomar el primer metro de la mañana, 6:05h. Había pasado la noche en vela, no podía dejar de pensar en ella. Iba a medir sus palabras, le controlaría, le grabaría sin cesar. Ya había llegado y se negaba a creer que ella fuera la encargada de vigilarle.

A partir de ese día, el aula se vestía con ella, bajo el pretexto de la seguridad y el cumplimiento de la labor docente. Una cámara. Una cámara. Una cámara. ¿Por qué una cámara en la clase? Se esfumó la intimidad, tanto la personal como la profesional. Claro, ya lo entendía. Ésa era la mejor manera de controlar su trabajo. “Quieren obligarnos a enseñar lo que a ellos les interesa”, reflexionó en el silencio del metro, mientras veía el telediario en Facebook.

Una señora de camisa negra y uñas azules, hechizada con el movimiento del metro, miraba su maletín. Ahí escondía su clave. No podía entrar al instituto sin identificarse. Una total identificación, una total seguridad. El ámbito académico estaba teñido de política, se inculcaban unos ideales que se alejaban de la objetividad. La vigilancia impregnaba su trabajo. Unos policías disfrazados de conserjes obligaban a los alumnos a cumplir sus órdenes. Rectitud, disciplina, sometimiento.

Cuando abrió la puerta, alguien ya había colocado aquella intrusa en su clase. No entendía por qué ella había entrado allí. Sabía que todo había cambiado y había perdido su independencia como docente. “Profesor Asier, ¿por qué han instalado esa cámara?”, preguntó una alumna, al mismo tiempo que escribía con la mirada un mensaje en el móvil. Un terminal que le habían regalado en su primer cumpleaños. “Además de exigirme que hable urdu, betoi, huetar y macedonio, y una oposición eterna, quieren controlar mi trabajo”, respondió apesadumbrado.